Tarta de manzana con crumble de canela

Sí, soy un desastre y estoy volviendo a la andadas de publicar de pascuas a ramos, pero es que la arqueología es más cansada de lo que parece a priori, y aunque no peleemos con nazis como nuestro amigo Indi, creerme que picar arcilla es igual de agotador (aunque menos excitante para que lo vamos a negar).

Bueno que me voy por las ramas, decidí hacer esta receta una tarde-noche de sábado, después de recoger manzanas de un árbol (algo bueno tenía que tener mudarse a un pueblo en la campiña inglesa) en la mejor de las compañías y aquí os dejo la receta.

2014-10-25 20.41.30

Normalmente yo hago otro tipo de tarta de manzana pero la verdad es que descubrí esta receta en el mismo sitio que la receta que solía hacer (el blog Pequerecetas, ¡altamente recomendable!) y me cautivó.  Aquí van los ingredientes:

Para la tarta:

– 3 manzanas.

– 60 ml. de zumo de limón.

– 2 cucharadas de azúcar moreno.

– 180 g. de mantequilla pomada.

– 150 g. de azúcar en polvo.

– 2 huevos.

– 230 g. de harina.

– 2 cucharaditas de levadura.

– 1 pizca de sal.

– 180 ml. de leche.

Para el crumble:

– 150 g. de harina.

– 65 g. de azúcar moreno.

– 1 cucharada de canela en polvo.

– 60g. de mantequilla fría cortada en dados.

– 80 g. de nueces picadas (esto es opcional, yo no las puse y queda igual de rico)

Lo sé, son muchos ingredientes y parece complicada pero es muy sencilla.

 

Lo primero es poner en un cazo las manzanas peladas y cortadas, el zumo de limón y el azúcar moreno y llevarlo a ebullición. Lo tapamos y dejamos cocer a fuego medio hasta que las manzanas estén asadas. Dejamos que se enfríen.

Por otro lado batimos la mantequilla con el azúcar en polvo hasta que la mezcla blanquee. Después incorporamos los huevos uno a uno. Seguimos la receta incorporando poco a poco la harina, la levadura y la sal, alternando con la leche; todo esto sin dejar de batir. Por último añadimos las manzanas y vertemos la masa en un molde engrasado.

Para hacer el crumble ponemos en un bol la harina, la canela, el azúcar moreno y la mantequilla y mezclamos con las manos hasta tener una masa arenosa. Cuando lo tengamos ponemos esta masa encima de la anterior y horneamos a 180º (horno precalentado) durante 50 minutos, como siempre vigilad la tarta y cuando introduzcáis un palillo y salga limpio ya está lista.

Y esta es la recetita, no es nada complicada y está buenísima, nosotros nos dimos el lujo de colocar unas moras silvestres para decorar. ¡A disfrutarla!

IMG-20141025-WA0008

Anuncios

El regreso de NoSoloCookies y Banana Loaf

Llevo más de un año sin escribir nada en el blog, un año de grandes cambios y maravillosas experiencias; ¡pero ya está bien! las buenas costumbres no hay que perderlas y ya es hora de volver al blog, a mi NoSoloCookies que tanto disfrutaba escribir. Ya no escribo desde Madrid, ni siquiera desde España, hace un año me mudé a Londres y hace poco menos de un mes a un pueblecito a las afueras de Cambridge, en Londres no tenía horno y aunque experimenté con recetas en frío, por una cosa o por otra abandoné el blog, pero ahora que sí tengo horno y una vida más ordenada no hay excusa para no volver al blog, así que aquí estoy otra vez, de vuelta con un ¡¡banana loaf!!

La receta de este pastel de plátano, que tanto les gusta en estas islas británicas, la saqué del libro Boutique de pastelería de Peggy Porschen, uno de los libros de repostería que me cayeron estas navidades y que aún no había estrenado (por cierto si pasáis por Londres no dudéis ni un segundo en visitar su pastelería, ¡¡¡los mejores cupcakes del mundo!!!y no exagero). Os pongo las cantidades como aparecen en el libro y os cuento un poco como fui haciéndolo yo:

Ingredientes:

Para el bizcocho:

– 100 g. de mantequilla.

– 200 g. de azúcar moreno.

– 1 cucharadita de canela en polvo.

– 2 huevos medianos.

– 300 gramos de plátanos muy maduros (2 plátanos y medio o 3 aproximadamente)

– 180 g. de harina.

– 1 cucharadita de bicarbonato sódico.

– 60 g. de chocolate negro picado o en gotas.

– 80 g. de nueces tostadas picadas.

Para el glaseado:

– 200 g. de queso crema.

– 200 g. de mantequilla ablandada.

– 500 g. de azúcar glass o icing sugar.

– 50 g. de puré de plátano (con el puré de 1 plátano de tamaño normal queda perfecto).

 

Esta cantidad de glaseado da para glasear cuatro pasteles al menos (no sé el número exacto pero me sobró muchísimo) así que creo que reduciendo las cantidades a un cuarto tendréis de sobra para glasear el pastel.

Lo primero que hay que hacer es batir la mantequilla, el azúcar y la canela hasta que la mezcla blanquee y quede esponjosa. Después se baten los huevos ligeramente y se van añadiendo poco a poco a la mezcla a velocidad alta sin dejar de batir. El siguiente paso es aplastar los plátanos y añadirlos seguidos del chocolate y las nueces.

Por último se mezcla la harina y el bicarbonato, se tamiza y añade a la masa, batiendo a velocidad media hasta que todo quede mezclado.

Se vierte la mezcla en un molde alargado para pan, engrasado, de 23×13 cm. y se hornea a 175º C (horno previamente precalentado) de 35 a 40 minutos, el mío tardó en cocerse unos 45 min con la opción de aire del horno, como siempre id vigilándolo, pinchad el bizcocho y cuando salga limpio está listo 🙂

Una vez fuera del horno se deja enfriar unos minutos antes de desmoldarlo y una vez desmoldado se deja enfriar por completo antes de glasearlo.

Para preparar el glaseado ponemos el queso crema en un cuenco y batimos hasta que quede homogéneo. En otro cuenco ponemos la mantequilla y el azúcar y batimos hasta que quede una mezcla ligera y esponjosa. Una vez bien batido se agrega poco a poco el queso batiendo a velocidad media-alta hasta que esté bien mezclado y se añade el puré de plátano. Una vez mezclado todo se refrigera hasta que cuaje.

Una vez cuajado el glaseado y frío el bizcocho, se extiende el glaseado por encima del pastel con un cuchillo espátula y se vuelve a refrigerar durante unos 30 minutos. Pasado ese tiempo se saca y se deja que se atempere para servir a temperatura ambiente.

Et voilá!!!ya está este riquísimo banana loaf, no es una receta complicada pero lleva un tiempito realizarla, así que es perfecta para hacerla un día de relax y tenerlo listo para la merienda.

Una vez más ¡¡¡perdón por la foto!!! pero es que tenía una luz malísima, intentaré remediarlo para futuros posts.

 

???????????????????????????????

 

Bienvenidos de nuevo, espero no abandonar el blog otra vez en mucho mucho tiempo 😉